CARACTERISTICAS DE LA SABIDURÍA

BUSCA LA SABAIDURÍA MÁS QUE EL ORO O LA PLATA

Edward Diaz

Luego de su conversación con el abuelo Pedro, Pablo continuó con su lectura devocional en proverbios 8, concentrándose en los versículos 12 al 21.

Yo, la sabiduría, convivo con la prudencia

    y poseo conocimiento y discreción.

Quien teme al Señor aborrece lo malo;

    yo aborrezco el orgullo y la arrogancia,

    la mala conducta y el lenguaje perverso.

Míos son el consejo y el buen juicio;

    míos son el entendimiento y el poder.

Por mí reinan los reyes

    y promulgan leyes justas los gobernantes.

Por mí gobiernan los príncipes

    y todos los nobles que rigen la tierra.

A los que me aman, les correspondo;

    a los que me buscan, me doy a conocer.

Conmigo están las riquezas y la honra,

    la prosperidad[b] y los bienes duraderos.

Mi fruto es mejor que el oro fino;

    mi cosecha sobrepasa a la plata refinada.

Voy por el camino de la rectitud,

    por los senderos de la justicia,

enriqueciendo a los que me aman

    y acrecentando sus tesoros.

La conversación con el abuelo le había dado a Pedro grandes herramientas para terminar de comprender el pasaje. Había quedado claro que la sabiduría era Cristo. Esa era la base para comprender el listado de características que numeran los versículos 18 al 21.

La primera de ellas es que Cristo, la sabiduría, habita con la cordura, palabra que en las escrituras significa vivir conforme a la voluntad de Dios. Cristo con su vida perfecta y santa es la fiel demostración de lo que es vivir bajo la voluntad de Dios, algo que nosotros los llamados cristianos, si es que tenemos el Espíritu Santo habitando en nosotros debemos imitar.

La segunda característica es aborrecer la maldad. Cristo al ser santos, justo, bueno y habitar con la cordura, debe odiar la maldad. Nosotros como imitadores suyos debemos esforzarnos por hacer lo mismo, comenzando por nuestro propio pecado.

El tercer atributo le causó problemas a Pablo para comprenderlo, porque pareciera que el mundo en el que vivimos, donde la maldad de los hombres incrementa cada día, se ha salido del control de Dios o esta bajo el domino exclusivo de Satanás. Pablo tuvo que leer varias veces el pasaje, incluso recurrir a la ayuda de Esteban, su padre, y del abuelo. Finalmente comprendió que Cristo, como Dios está en control de todo, él quita y pone gobernantes buenos o malos. Estos no son mas que instrumentos en su mano para cumplir su plan perfecto trazado desde la eternidad.

La cuarta característica es que Cristo da sabiduría a todo el que lo busca. Si quieres ser sabio busca Cristo en oración, y lectura de las escrituras

Finalmente, la sabiduría provee de riquezas materiales y espirituales a los que la buscan. El rey Salomón, autor de estos proverbios es muestra de lo anterior. Cuando pidió a Dio sabiduría, la divina providencia lo colmó de riquezas materiales y espirituales.

Mi estimado lector busca a Cristo más que al oro o la plata y recibirás bendición, la mayor de ellas es la redención de todos tus pecados.

Edward Andrés Díaz Reina
Comunicador Social y periodista
En Facebook: Edward Diaz
En Twitter: @edwar199
Blog: edwarddiaz199.wordpress.com
En Linkedin: https://co.linkedin.com/in/edward-andrés-díaz-reina-2858244a

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *