El caballo de Troya  

No todo es lo que parece

James Leonardo Giraldo Castro

El candidato a la presidencia Rodolfo Hernández   anda gritando a los cuatro vientos que es el único de los muchos candidatos de la carrera presidencial que se caracteriza por no tener o estar envueltos en escándalos de corrupción, algo que recalca de manera muy constante en cada debate al cual acude mostrándose con gran ego como el “gran salvador” de Colombia, pero ¿podríamos asumir esto como cierto?

Colombia se ha caracterizado por tener una política corrupta, mañosa y dinámica, donde los políticos tratan en  maquillar  sus  escándalos  en  época  electoral; pero lo  que  nos  ha  enseñado la  vida  es  que  más  rápido  cae  un  mentiroso  que  un  cojo; algo  que  se  encargó  de  mostrarnos  la  fiscalía  con la apertura  de  una  investigación  en  contra  de  Rodolfo  Hernández  el  año  pasado , en  un  caso  que  ha  causado  revuelo  en  Santander, el  de  vitalogic; escándalo  que  también  envuelve  a  6  funcionarios  más  y  a  su  hijo.

La  fiscalía  acusa  a  Hernández  por  el  delito  de  interés  indebido  en  celebración  de  contratos, ya  que  tiene  en  su  poder  unos  audios  en  los  que  se  escucha  como  el  acusado   le  exigía  al  entonces  director  del  EMAB(empresa  de  aseo  de  Bucaramanga), Cesar  Fontecha  que  le  aceptara  unas  garantía  a  la  empresa, garantía  que  no  podía  ser  aceptada  porque  no  estaba  contemplada  dentro  de  la  ley, dé  igual  manera  Luis  Carlos  Hernández  hijo  del  acusado  mediaba  diversidad  de  contratos  del  municipio, como  si  estos  se  tratara  de  una  mafia, acusación  que  hace  Luis  Andelfo  Trujillo  socio  de  Luis  Carlos  y  otro  de  los  implicados  en  el  caso  vitalogic, algo  que  queda  demostrado  en  las  conversaciones  de  WhatsApp  que  están  en  poder  de  la  fiscalía, análogo  a  esto  la  remuneración  que  iba  a  recibir  Hernández  hijo  era  de  alrededor  de  unos  100  millones  de  dólares  solo  si  vitalogic  se  quedaba  con  el  contrato.

Cuando el escándalo de vitalogic salió a la luz Rodolfo Hernández declararía que Luis Andelfo  Trujillo era un mentiroso, de manera seguida saldría su hijo a decir que él había firmado esos contratos de manera ingenua algo que es poco creíble, ya que las conversaciones por WhatsApp que tiene la fiscalía en las que se muestra las pláticas de Luis Carlos con Andelfo Trujillo demuestran lo contrario.

Ante  esta  situación  lo  único  que  uno  puede  hacer  como  ciudadano  es  esperar  el  veredicto  de  un  juez  que  condene  o  absuelva  al  acusado; ya  que  nosotros  no  somos  verdugos  que  decapitamos  sin  preguntar, pero  si  tenemos  el  poder  de  investigar  cada  una  de  las  acusaciones  que  se  les  hace  a  los  candidatos  y  los  dictámenes  que  hace  un  juez  sobre  esta, todo  con  el  fin  de  no  poner  en  el  poder  aun  caballo  de  Troya  el  cual  termine  dañando   los  intereses  comunes  del  país.

Foto Internet

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *