El Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza, en tiempos de pandemia.  Fue reconocido por la Organización de las Naciones Unidad en el año de 1992.  

“La pobreza no viene por  disminución de la riqueza,  sino por la multiplicación de los deseos”. Platón.

“La pobreza no es natural, es  creada por el hombre y puede superarse y erradicarse mediante acciones de los seres humanos.  Y erradicar la pobreza no es un acto de caridad, es un acto de Justicia”. Nelson Mandela, Premio Nobel de la Paz.

 

Por: Jorge Ancizar Cabrera Reyes.

“La pobreza no viene por  disminución de la riqueza,  sino por la multiplicación de los deseos”. Platón.

“La pobreza no es natural, es  creada por el hombre y puede superarse y erradicarse mediante acciones de los seres humanos.  Y erradicar la pobreza no es un acto de caridad, es un acto de Justicia”. Nelson Mandela, Premio Nobel de la Paz.

Hoy 17 de Octubre es el día Internacional para la Erradicación de la Pobreza Monetaria y la Pobreza  Multidimensional.  El hambre y la miseria son lacras sociales que debemos combatir y ahora más en tiempos de pandemia global y después de superada la emergencia sanitaria porque  impiden el desarrollo económico, político, cultural y social de los pueblos.

Debemos contribuir en la urgente  necesidad impostergable, de promover, defender y aplicar los principios de equidad, solidaridad, justicia social y, especialmente, el imperativo de construir una sociedad en la que a cada quien se le satisfagan sus estándares básicos e índices de  calidad de vida, en una sociedad solidaria, igualitaria,  justa y menos desigual, el cual resume que tan pobres son los pobres y cual es el grado de desigualdad entre los mismos.

Una mejor calidad de vida y superación de la pobreza, con tres elementos básicos para atenderla: observación, superación e implicaciones.  La pobreza como un problema de suficientes ingresos y oportunidades, la pobreza como privación de derechos fundamentales como la salud, educación y otros servicios como el agua potable y el saneamiento básico y la pobreza como ausencia de derechos y capacidades con el fin de potenciar y controlar las necesidades básicas insatisfechas de las comunidades más pobres, para salir de la miseria y   alcanzar las realizaciones humanas de la vida por la carencia de oportunidades.

La pobreza también es considerada como la violación permanente de los derechos civiles, políticos y económicos. Hay que propender por  la seguridad alimentaria,  así se construirá un mundo más incluyente  en la dignidad humana y con ello llegaremos al desarrollo sostenible en la esfera de las relaciones Hombre – Naturaleza.

El concepto de bienestar está vinculado a los logros personales en un contexto social ofrecido y las necesidades son establecidas como fortalezas básicas y lo que tiene que ser el objetivo de una verdadera política social es de ampliar los límites que las personar tienen para escoger. La lucha contra la pobreza es un imperativo colectivo y global para superar este fenómeno social en la implementación de políticas que establezcan la generación de empleos e ingresos.

Para realizar estas transformaciones se debe tener soluciones políticas que deben ser estrategias públicas que den servicios por parte del poder del Estado para impulsar a los pobres con activos reales  ya referidos como atención en salud, educación, agua potable, seguridad y una adecuada y pronta justicia.

Las lacras de la pobreza, la miseria, el hambre, las enfermedades aumentadas más en tiempos de la pandemia del Covid-19, unidas al aumento del índice  de desempleo, la violación de los derechos humanos, la degradación y destrucción por las políticas extractivista del ambiente, y la corrupción, con todos estos fenómenos sociales la protesta social y mingas indígenas reclaman airadas sus derechos fundamentales reconocidos en Carta Política de 1991 y los  consagrados en los tratados y convenios internacionales ratificados y aprobados en el bloque de constitucionalidad, que para el caso colombiano está establecido en el artículo 93 de la Constitución Política de 1991.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *