La mujer insensata

Patricia la alborotadora

Edward Diaz

Luego de su conversación con el abuelo Pedro y Nohora, doña Petrona dejó de ofrecer tan esplendido de banquete en sus reuniones semanales. Como resultado el número de asistentes comenzó a descender llegando a 5 o 6 en cada reunión. La llegada de Patricia, la hija de don Julio el dueño del mini mercado ayudó a que las personas dejaran de asistir a las reuniones de Petrona.

Patricia era una mujer joven, hermosa, alegre, alborotada y alborotadora. Arribó por poco tiempo. Residía fuera del País y visitaba a su padre por las vacaciones.  Se dio a conocer por que cada viernes, justo a la hora que doña Petrona hacía su reunión ella encendía el equipo con el máximo volumen y botella en mano salía a la puerta de su casa a bailar y repartir licor a todo el que pasaba, armando así una gran parranda que duraba hasta el amanecer.

Cuando el abuelo Pedro vio lo que pasaba dijo a Nohora, la modista, esta es como la mujer insensata de proverbios 9 ¿Recuerdas ese pasaje?

—Por supuesto- contestó Nohora y comenzó a recitarlo:

-—La mujer insensata es alborotadora; Es simple e ignorante. Se sienta en una silla a la puerta de su casa. En los lugares altos de la ciudad para llamar a los que pasan por el camino, que van por sus caminos derechos. Dice a cualquier simple: Ven acá. A los faltos de cordura dijo: las aguas hurtadas son dulces, y el pan comido en oculto es sabroso. Y no saben que allí están los muertos, que sus convidados están en lo profundo del Seol.

—Doña Petrona cada semana se esfuerza pro preparar la reunión y envía a sus empleados a llamar a los vecinos, pero esta Patricia, al igual que la mujer insensata no debe hacer el más mínimo esfuerzo, las personas llegan solas al son de la música y el licor. Lamentablemente el ser humano está presto a correr al mal. Estos deliberadamente rechazan a Cristo, su única opción de salvación y desesperadamente corren al mal, sin saber que al andar en ese camino están muertos para Dios y junto a sus compañeros residen en lo más profundo de sus tumbas — Concluyó el abuelo Pedro.

Las parrandas de Patricia continuaron hasta la noche anterior a su viaje de regreso a los Estados Unidos.

Edward Andrés Díaz Reina

Comunicador Social y periodista
En Facebook: Edward Diaz
En Twitter: @edwar199
Blog: edwarddiaz199.wordpress.com
En Linkedin: https://co.linkedin.com/in/edward-andrés-díaz-reina-2858244a

Foto Internet

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *