La violencia hacia las mujeres es imperdonable.

“Si eres neutral en situaciones de injusticia, has elegido el lado del opresor”. Desmond Tutú, pacifista sudafricano, ganador del Premio nobel de paz 1984.

Por: Jorge Ancizar Cabrera Reyes.

 “Si eres neutral en situaciones de injusticia, has elegido el lado del opresor”. Desmond Tutú, pacifista sudafricano, ganador del Premio nobel de paz 1984.

Hoy 25 de Noviembre  no puede pasar por alto para festejar del día de la no violencia contra   las mujeres felicidades en la  conmemoración de  tan significativa que estableció la Organización de las Naciones Unidas en su  Asamblea General realizada el 17 de diciembre de 1999 como el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres.

Se requiere una política pública más incluyente, para que ellas logren una verdadera participación en todos los escenarios de la vida democrática y política con justicia social e igualdad de condiciones, no más discriminación contra las mujeres.

Con la expedición de la Ley 1257 de 2008 “Por la cual se dictan normas de sensibilización, prevención y sanción de formas de violencia y discriminación contra las mujeres, se reforman los Códigos Penal, de Procedimiento Penal, la Ley 294 de 1996 y se dictan otras disposiciones”. Dice en su Artículo  1: “Objeto de la ley. La presente ley tiene por objeto la adopción de normas que permitan garantizar para todas las mujeres una vida libre de violencia, tanto en el ámbito público como en el privado, el ejercicio de los derechos reconocidos en el ordenamiento jurídico interno e internacional, el acceso a los procedimientos administrativos y judiciales para su protección y atención, y la adopción de las políticas públicas necesarias para su realización”.

El Estado debe seguir impulsando mucho más, a través de su organización administrativa, política y jurídica para establecer  normas que favorezcan la inclusión activa de la mujer, y que sean más eficaces, que permitan mejor  la convivencia social y que regule los actos de violencia, acoso laboral contra las mujeres, ya que esto genera un clima de incertidumbre que conlleva significativamente a la inestabilidad en las condiciones de trabajo y de desigualdad en el campo laboral que también puede ocurrir en otros sectores del universo social.

Debemos  reflexionar, para que a las mujeres, se les respeten sus derechos humanos y universales y que tengan mayor dinámica en los procesos de construcción de una  sociedad colectiva justa, en paz,  incluyente y  con más participación en   la vida económica, social, política y cultural de la nación, con igualdad y sin violencia, que ya están debidamente señalados en el CONPES 161 de 2012, se debe priorizar, ejecutar, socializar  y sensibilizar como un logro  importante en la política pública nacional de equidad de género.

Igualmente, decir que frente a la violencia generada por el conflicto armado contra las mujeres víctimas del mismo deben tener justicia, verdad y reparación, también se expidió  el  CONPES 3784 de 2013, que hace relación a este tema.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *