Lo despidieron? Identifique si fue legal y si lo deben indemnizar

Estos son los parámetros que la ley y las Cortes han fijado sobre los diferentes tipos de despido.

De acuerdo con las leyes laborales del país, los despidos pueden ser justificados o injustificados. Aunque en el despido injustificado haya una indemnización, a veces ese tipo de desvinculación no es legal. Aprenda en esta galería a diferenciar las formas de despidos y a reconocer sus derechos.

Despido justificadoes el despido que se da con una de las justas causas que tiene el artículo 62 del Código del Trabajo. Entre esas causas está, por ejemplo, entregar al empleador documentos o certificados falsos para obtener el empleo; hechos de violencia en el sitio laboral, malos tratos, grave indisciplina; daños graves e intencionados sobre el sitio de trabajo o sus implementos.

Muy Importantehttps://centaurotelevision.com/navidad-y-ano-nuevo-conozca-las-restricciones-en-tiempos-de-pandemia/

También se consideran causales de despido con justa causa los actos delictivos que el trabajador cometa en el empleo, o en el desempeño de sus labores, así como las faltas graves que estén establecidas en las convenciones colectivas de trabajo. Otra causa justa es la detención preventiva de un empleado por más de 30 días, a menos que luego sea absuelto.

Despido justificado: revelar secretos técnicos o comerciales de la empresa, que tienen carácter reservado, también da lugar a este tipo de despido. Además, si de forma sistemática un trabajador no ejecuta sus labores asignadas o le falta capacidad para realizar el trabajo, también puede dar lugar a esta desvinculación.

En los despidos con justa causa no hay lugar a indemnizaciones, lo que significa que el empleador no está obligado a realizar ningún pago indemnizatorio a favor del trabajador.

Despido injustificado, con indemnización: este tipo de despido es legal y es el que se da sin que se ajuste a una de las razones permitidas por la ley (el artículo 62 del Código de Trabajo), es decir, sin soporte en una de las causales que fueron anteriormente mencionadas como válidas para terminar el empleo de forma justificada.

En este caso el empleador está obligado a pagar una indemnización a favor del trabajador despedido que se tasa de diferentes maneras.

Despido injustificado, con indemnización: las indemnizaciones se tasan según el tipo de contrato que se tenga. En los contratos a término fijo, la indemnización equivale al valor de los salarios correspondientes al tiempo que falte para cumplir el contrato.

Si el contrato es indefinido, se pagan 30 días de salario por el primer año de trabajo. Por el resto de años laborados, se pagan 20 días adicionales de salario por cada año. Si el trabajador gana más de 10 salarios mínimos al mes, su indemnización se tasa con 20 días de salario por el primer año, y 15 días de salario por cada uno de los años siguientes años trabajados.

Despido injustificado, sin indemnización: es ilegal. Este tipo de despido ocurre cuando un empleador termina el vínculo laboral con su empleado sin que  de por medio haya una de las causas permitidas por el Código Laboral, pero además, incumple su obligación de indemnizar al empleado despedido.

En este caso, según dicen las leyes y las altas cortes, el trabajador que perdió su trabajo puede reclamar el pago de la indemnización a la que tiene derecho presentando una demanda ante jueces laborales.

Despido sin justa causa, con indemnización, pero inconstitucional: este despido es aquel en el cual un empleador termina el vínculo laboral con su empleado sin que haya una justa causa permitida por la ley. Y aunque sí paga la indemnización, se considera inconstitucional cuando de por medio no hubo motivos que buscaban beneficiar a la empresa, sino que hubo razones de discriminación, desigualdad o acoso laboral, por ejemplo.

Lea Esto:https://centaurotelevision.com/esperamos-aplicar-la-primera-vacuna-en-primer-semestre-de-2021/

En estos casos, el despido no es válido si vulneró derechos y hubo discriminación por razones de raza, filiación política, religión, maternidad, por pertenecer a un sindicato, una condición de discapacidad, por haber denunciado acoso laboral, entre otras.

Ante esta situación, el empleado despedido puede presentar una demanda laboral o una tutela para pedir el reintegro al trabajo, y una indemnización por los salarios dejados de recibir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *