LOS CORAZONES PERVERSOS NO VAN AL CIELO

EVIDENCIAS DE QUE TODOS TENEMOS UN CORAZÓN MALO

Edward Díaz

—El corazón del hombre es peligroso, es perverso según las escrituras, porque de el salen los homicidios, la avaricia, los malos pensamientos, los robos. Este no es el mejor consejero, como enseñan mucho hoy, es el peor de todos, no debemos escucharlo —dijo el pastor Juan a Sergio antes de iniciar su cuarto día de estudio sobre las 7 cosas que Dios aborrece según proverbios 6. En esta ocasión estarían sobre el versículo 18 que dice:

El corazón que maquina pensamientos inicuos,
Los pies presurosos para correr al mal,

—¿Dónde dice la biblia eso que usted está diciendo pastor? —preguntó Sergio. A su corta edad había escuchado decir muchas veces a sus padres, pastores y maestros que el hombre tiene la capacidad de hacer el bien, por tanto, pensó que el pastor hacia mal al generalizar y dar a entender que todos los hombres tenían un corazón malo.

—Entiendo tu pregunta hijo -—contestó el pastor —y entiendo también porqué la haces. Mira la biblia reiteradamente declara que el corazón es malo, sin excepción. El ser humano más bueno que conozcas tiene un corazón malo. Muchos son los versículos que apoyan lo que digo. Proverbios 6:18 que estamos estudiando es uno de ellos, también está Mateo15:19, y Jeremias17:9. Después de Adán, todos los seres humanos nacemos con un corazón malo, es decir un corazón que no ama a Dios, y con frecuencia se inclina a hacer lo malo ante sus ojos, por eso aún la persona más buena tiene un corazón malo. Si no me crees te daré un ejemplo:

Analiza esto, quizás conoces un hombre que es muy generoso, y todo un ejemplo de altruismo, pero tal vez este hombre por su corazón malo no cree en Dios, o es un cristiano pero en ocasiones no guarda el día del Señor, o quizás engaña a su esposa, o es un ambicioso para el cual su dios es el dinero, o muchas veces se ha enojado con personas al punto de querer romperles el cuello, o de pronto ha hecho lo Robín Hood, robar unos y darle a otros. Si escoges cualquier persona y analizas su vida a la luz de los mandamientos de la ley de Dios como lo acabamos de hacer, te darás cuenta que en algún punto falla, peca contra. Precisamente el pecado es la evidencia más grande de que todos tenemos un corazón malo, no existe una sola persona que no peque, todos lo hacemos. El único que nunca ha pecado, ni pecará es Cristo, porque es el único que en realidad tiene un corazón bueno.

Regresando al texto mi querido Sergio, sí Dios aborrece el corazón malo, y todos tenemos un corazón malo entonces todos somos merecedores del aborrecimiento de Dios.

—Y si somos merecedores del aborrecimiento de Dios, ¿Entonces quién podrá ser salvo?-—preguntó Sergio con el alma angustiada.

—A ese punto quería llegar, y te respondo lo mismo que Cristo le dijo a los apóstoles en Lucas 18:27: “Lo que es imposible para el hombre es posible para Dios”. Cuando el Espíritu Santo de Dios toca nuestros corazones, y nos lleva a poner nuestros ojos en Cristo con fe, Él nos une a Jesús de tal forma que cuando el Padre nos mira, ve a Cristo en nosotros. Solo por esa unión con Cristo tenemos entrada al reino eterno. Quienes no estén unidos al Hijo por la fe, perecerán en el infierno bajo la ira y el aborrecimiento de Dios.

—¡Gloria a Dios por Cristo!—exclamó Sergio, y salió de la reunión gozoso y dando gracias Dios por la obra de salvación tan maravillosa que había hecho por medio de Jesucristo.

 

Edward Andrés Díaz Reina
Comunicador Social y periodista
En Facebook: Edward Diaz
En Twitter: @edwar199
Blog: edwarddiaz199.wordpress.com
En Linkedin: https://co.linkedin.com/in/edward-andrés-díaz-reina-2858244a

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *