¿SERA VERDAD QUE SOMOS LA GENERACION QUE NO QUIERE APRENDER?

Se trata del hecho que muchos jóvenes no quieren aceptar las clases virtuales y las metodologías implantadas.

Redacción:

Diego Cortés

Hace unos días circula por distintos portales virtuales un video de una maestra puertorriqueña expresando su inconformidad y la falta de atención por parte de sus alumnos. En dicho video la profesora de música expresa que estamos en una etapa en la que los estudiantes no se interesan por aprender no entran a sus clases e incluyo a la fecha, existen alumnos que no han ingresado a sus clases desde el mes de agosto.

“Me he topado con la cruda realidad de que tengo jóvenes que no les importa aprender, que no les importa ser nada. Hoy es 10 de noviembre y yo tengo estudiantes que desde agosto nunca se han reportado a la clase” palabras expresadas por la profesora denotándose baja de ánimo.

(Link video)

https://www.youtube.com/watch?v=yDXS4ryO3XE&feature=emb_logo

Del mismo modo, la maestra habla de que las clases virtuales dejan a la visibilidad una gran problemática que se ha venido presentando en cuanto a este tema. Causa que se ha debido a llevar a cabo debido a la situación presentada por la pandemia por el virus del coronavirus (Covid-19) Sin embargo, ella alega que las clases virtuales no han sido las que productoras de esta falencia, sino que va mas allá y se viene presentando desde hace mucho tiempo, sobre todo que la principal causa es que los estudiantes de esta generación “No quieren aprender”.

Ahora bien, en el caso de Colombia se puede decir que las circunstancias están en la misma tónica. Nos estamos viendo enfrentados en un limbo en el que; por una parte, muchos estudiantes de nivel escolar y carreras profesionales no se adaptan al cambio de modalidad en las clases presenciales a las virtuales. Por otro lado, tenemos la dificulta en la conexión o fácil acceso a dispositivos móviles por parte de muchos alumnos (los mayores índices de falta de acceso se ve reflejado por parte de poblaciones de bajos recursos y vulnerables) por último se debe tener en cuenta la calidad de educación que tenemos en nuestro país, que a mi humilde opinión, estamos muy atrás en cuanto a educación se trata.

“El sistema educativo colombiano lo conforman: la educación inicial, la educación preescolar, la educación básica (primaria cinco grados y secundaria cuatro grados), la educación media (dos grados y culmina con el título de bachiller), y la educación superior. En Colombia la educación se define como un proceso de formación permanente, personal cultural y social que se fundamenta en una concepción integral de la persona humana, de su dignidad, de sus derechos y de sus deberes” (Mineducación 2020)

De este modo, puedo deducir que para encontrar una solución a esta problemática, el ministerio de educación en conjunto con el gobierno colombiano debe hacer un estudio exhaustivo y poner en balanza las razones y causas por las cuales el país se encuentra en un desarrollo nefasto en cuanto a la educación en los jóvenes y adolescentes. Sobre todo implantar medidas que generen un buen desarrollo para la educación. Invertir realmente en la educación del país y en generar más oportunidades para la población, ya que en el mayor de los casos y debido a la pandemia, muchos estudiantes han tenido que abandonar sus estudios por cuenta de la falta de oportunidad económica y de ingresar a instituciones públicas que le permitan sacar sus carreras adelante.

Por otro lado, se encuentra la inconformidad del alumnado por la implementación de la virtualidad en su estudio. Sin embargo, se debe tener en cuenta que debido a la pandemia y las medidas obligatorias impuestas para evitar y prevenir la propagación del virus del coronavirus (Covid-19) esta se hace una medida que permite no poner en pausa esas clases y tener la oportunidad, así sea, por este medio de seguir afianzando el conocimiento que los maestros implantan. Es importante tener agradecimiento que gracias a la tecnología tenemos una plan B a la hora de aprender.

Por último, estamos sumergidos en una era en donde los adolescentes y jóvenes creen saber mucho debido a las mismas plataformas digitales, no se conforman con aprender historia, matemáticas, geografía entre otras asignaturas las cuales consideran análogas si no que pretenden dejar a un lado esas enseñanzas por que con solo acudir a un buscador poder encontrar la información necesitaría para subsistir, sin embargo en ese sentido podríamos estar errados ya que el conocimiento se debe abrazar tan fuerte como cuando abrazas a tu pareja por el amor que sientes.

El conocimiento nos permite afrontar distintas fases de nuestra vida y no por creer que tenemos el fácil acceso a información por plataformas virtuales, debamos dejar de aprender y poner cuidado a las enseñanzas implantadas por aquellas personas que se prepararon y que aun día a día lo siguen haciendo para regalarnos un poco de su saber, la profesión que muchos devalúan pero que tiene más importancia que un político o futbolista a quienes admirar. Los maestros y su labor es aún más de admirar y sobre todo; de respetar.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *