Ya no más el rejo, la chancla, los golpes y otros castigos físicos contra menores de edad

No serán causal de pérdida de la patria potestad o de la custodia, ni causal para procesos de emancipación

El Senado aprobó en último debate, este martes, el proyecto con el que se prohíben en el Código Civil los castigos físicos en contra de niños, niñas y adolescentes. Colombia Justa-Libres, único partido que se opuso a la iniciativa.

Disfrute este Video:https://www.instagram.com/tv/CMzojyenuu2/?igshid=p5af97m0dt7q

“La letra con sangre entra” y “a base de palos se aprende” son algunos refranes que guiaron históricamente la educación de los niños y niñas en el país. Pero, desde este martes, serán cosa del pasado. Esto debido a que el Senado aprobó en último debate la iniciativa que prohíbe los castigos físicos en contra de los menores de edad.

Los representantes ponentes, buscan que se prohíba de tajo cualquier castigo físico contra los niños y niñas. Para este fin se establece que los padres tienen el derecho a educar, criar y corregir a sus hijos, pero que el único límite es el “uso del castigo físico, tratos crueles, humillantes o degradantes y cualquier tipo de violencia”

Según el articulado, “la prohibición se extiende a cualquier otra persona encargada de su cuidado, en cada uno de los diferentes entornos en los que transcurre la niñez y la adolescencia”. No obstante, aunque es una prohibición, no se entra a castigar esta práctica, pues solo se incluye su rechazo en el código civil.

De Interés: https://centaurotelevision.com/estos-son-los-puntos-de-vacunacion-masiva-que-habilito-la-alcaldia-para-adultos-mayores-de-75-anos/

De esta forma, se reformaría el artículo 262 del código civil para que quede de la siguiente manera: “Las familias, los padres, las personas encargadas del cuidado personal de los niños, niñas y adolescentes o quienes tengan su representación legal, tendrán la facultad de vigilar su conducta, corregirlos y sancionarlos. Queda prohibido el uso del castigo físico, los tratos crueles, humillantes o degradantes y cualquier tipo de violencia como método de corrección, sanción o disciplina”.

El proyecto no contempla ningún tipo de sanción o acción penal en contra de los que incurran en castigos físicos. Es más, la iniciativa deja claro que el castigo físico y los tratos crueles o humillantes “no serán causal de pérdida de la patria potestad o de la custodia, ni causal para procesos de emancipación”. Sin embargo, esta figura solo se aplica si dichos actos no son reiterativos y “no afecta la salud mental y física” del menor de edad.

Además de la prohibición, el proyecto ordena que el Estado, sobre todo el Instituto de Bienestar Familiar, y las asociaciones de padres de familia creen una estrategia nacional pedagógica para que se busque la eliminación de los castigos y los actos crueles contra los niños y niñas. El enfoque de esta estrategia apunta a que se promuevan alternativas y prácticas para la educación u castigos sin violencia.

Foto. Internet  Pulzo 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *